RaspBerry en USB

Vamos a comentar en esta entrada una muy interesante opción a configurar en nuestra RaspBerry: la posibilidad de utilizar un dispositivo USB como contenedor del sistema operativo Linux. ¿Y qué razones hay para llevar a cabo esta operativa?, pues nada más – y nada menos – que un salto cuantitativo en la velocidad de trabajo de nuestra RasPi.

Existen otras opciones – además de la aquí comentada – para lograr trabajar de una manera más rápida, por ejemplo el “overclocking”

Conviene saber que la tarjeta Raspberry está diseñada para arrancar imperativamente desde el lector de  tarjeta SD que incorpora. Hacer que Linux corra desde un dispositivo USB precisa una serie de configuraciones y/o modificaciones. De un modo esquemático podemos decir que lo que debemos hacer es cambiar la partición /root de nuestro sistema (normalmente en la partición 2 de la tarjeta SD) para que resida en un dispositivo USB externo.

Existen ya algunos procedimientos para realizar este proceso, pero como quiera que implican la utilización de algún conocimiento más avanzado de Linux, así como la preparación de particiones, etc. desde dicho sistema, nosotros hemos optado por la forma más sencilla de llevar a cabo el proceso. ¿Y cual es la desventaja de usar nuestro método? … pues sencillamente que se utiliza la tarjeta SD que actualmente ya usamos en nuestra RasPi pero de una forma infrautilizada, esto es, se usa solo la partición /boot de la misma.

Cualquier conocedor de Linux aconsejaría preparar una tarjeta nueva que contenga solo dicha partición (/boot) y así poder usar una SD de tamaño mucho menor que los 2 GB típicos. Pero nosotros hemos decidido optar por la solución más rápida y sencilla para el usuario.

Lo que necesitamos para realizar el proceso:

– Tarjeta Raspberry Pi.

– Tarjeta SD con el Linux ya instalado.

– La imagen del S.O. Linux para volcar al USB.

– Un dispositivo USB (de al menos 2 GB de capacidad).

– Un PC para editar el fichero de texto implicado.

De modo resumido, los pasos que vamos a seguir son:

1. Efectuamos una “medición” de velocidad de nuestro sistema tal y como está, esto es, corriendo desde la tarjeta SD estándar.

2. Instalamos desde una imagen el S.O. Linux en el dispositivo USB.

3. Averiguamos el nombre del dispositivo USB que vamos a utilizar.

4. Cambiamos la info sobre la partición /root en la tarjeta SD.

5. Reiniciamos el sistema con la tarjeta SD modificada y el dispositivo USB conectados a la RasPi.

6. Verificamos que el arranque desde USB es correcto y efectuamos una nueva “medición” de velocidad de nuestro sistema, ahora corriendo desde el USB.

http://www.diverteka.com/?p=580

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s