Hola mundo al benchmark

Qué es un benchmark

Los benchmarks son programas que se utilizan como banco de pruebas para evaluar determinadas capacidades del hardware o del software de forma objetiva.En informática está bastante extendido el uso de estas herramientas para poner a prueba las nuevas tarjetas gráficas y procesadores. No obstante, el auge que han experimentado los smartphones y el aumento desmesurado de la potencia de los mismos ha ido poco a poco trasladando la experiencia de uso de los ordenadores personales a la palma de nuestra mano y los benchmarks no han sido una excepción.

Cómo funciona un benchmark

Aunque, como ya hemos dicho anteriormente, hay benchmarks para probar de todo, lo más habitual es encontrarse con estos tests para probar rendimiento, sobre todo, en elementos 3D, gráficos y similares (como ocurre en PC) que son los que se usan generalmente para juegos.

Así pues, para estas evaluaciones se suelen hacer varios tipos de pruebas:

  • Cálculos en coma flotante. Este test sirve para medir el rendimiento de nuestro procesador y se mide en FLOPS (o en escalas de esa unidad, como GFLOPS o TFLOPS), que son el numero de operaciones en coma flotante que es capaz nuestro procesador de realizar cada segundo.
  • Gráficos 2D. Estas pruebas suelen mostrar un número ingente de elementos bidimensionales en movimiento y su objetivo es determinar si con determinado número de elementos simultáneos en movimiento en pantalla, la tasa de imágenes por segundo (fps) es constante y los picos (alto y bajo).
  • Gráficos 3D. Espectáculo en estado puro. Es el test más bonito de ver tanto si entiendes de estos temas como si no. En este tipo de pruebas se genera un entorno tridimensional más o menos complejo en el que se varían elementos (luces, líquidos, reflejos) para ir comprobando el rendimiento y poner a prueba en todo tipo de situaciones a la tarjeta gráfica de nuestros procesadores.
  • Lectura y escritura. Es una de las pruebas más feas y la más transparente al usuario. El dispositivo escribe y lee de las memorias RAM, ROM Interna y SD a fin de evaluar qué velocidad máxima podemos obtener en cada una de estas circunstancias. Tened en cuenta que el móvil más potente del mundo, con la mejor tarjeta gráfica, podría encontrar un problema de rendimiento enorme si una memoria de características más bajas creara un cuello de botella a la hora de que los programas intentaran escribir en las distintas memorias.

Tanto en las utilidades sintéticas como en los benchmarks de aplicación el concepto es el mismo:establecer una carga de trabajo normalmente elevada que permita evaluar el comportamiento de un componente o de una plataforma. La carga de trabajo está muy pensada para poner a prueba esos apartados específicos o la plataforma como un todo.

Por ejemplo, en pruebas sintéticas se ejecutan pequeños programas que evalúan funciones muy concretas de diversos componente, como funciones matemáticas para establecer el comportamiento las operaciones en coma flotante o con enteros en el procesador principal, o programas que se limitan a transferir datos en memoria para comprobar la velocidad de lectura o escritura de esos datos.

En el caso de las pruebas de aplicación, los programadores simplemente se limitan a crear scripts que simulan acciones que un usuario convencional podría realizar con la aplicación en cuestión. Por ejemplo, scripts que hagan el renderizado de un modelo 3D concreto, o los famosos scripts que en juegos de última generación hacen que el personaje protagonista se mueva o actúe de una manera concreta u siguiendo el mismo patrón en uno de los escenarios ofrecidos en el juego. Eso hace que la prueba sea reproducible en otras plataformas, desde luego, pero existen muchos factores que pueden influir en los números finales que se obtienen como resultado.

¿Son útiles los benchmark?

epic-citadel-2Pues sí y no, como todo. Muchas compañías han descubierto como falsear ciertos resultados en ciertos benchmarks, o que el desarrollado por tal o cual fabricante permite explotar más allá la tarjeta gráfica de mi teléfono, pero no la del tuyo, así que usaré ese para medir. Normalmente, tests como (por ejemplo) Quadrant, que evalúa muchos términos de nuestro aparato y nos ofrece un resultado ponderado entre todas esas características, suelen ser un poco más fiables si queremos hacernos una idea del rendimiento general. Sin embargo, si estáis buscando un buen cacharro para jugar, quizá sea más interesante acudir a evaluaciones como la de 3D Mark, que intentará reventar nuestra tarjeta gráfica sin arreglo a la resolución de nuestra pantalla o la de Epic Citadel, cuyo resultado variará en función de la resolución del dispositivo, aunque suele ser bastante de fiar. Así que en realidad, los benchmark nos serán tan útiles como fiables sean los tests en el apartado que nos interese evaluar.

No obstante, ningún test es definitivo y a la postre sólo la experiencia del día a día puede permitirnos evaluar de forma justa si el aparato que hemos adquirido se ajusta a nuestras necesidades o no.

 

Fuentes:

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s